CORTIZO invierte 6,4 millones de euros en una planta de anodizado ubicada en su Centro Productivo de Manzanares (Ciudad Real)

Con una superficie de más de 4.000 m2, esta nueva planta cuenta con una capacidad productiva de 5.000 T/año y supondrá la creación de 52 puestos de trabajo directos.

CORTIZO, líder en sistemas de aluminio y PVC para la Arquitectura y la Construcción, ha invertido 6,4 millones de euros en una planta de anodizado ubicada en su Centro Productivo de Manzanares (Ciudad Real), continuando así con su crecimiento y expansión en la región. Con la inauguración de este centro productivo se completa, en las instalaciones de Manzanares, el proceso integral de producción del aluminio: extrusión, lacado, lacado imitación madera, anodizado y Cortizo Recycling.

Esta nueva planta, de más de 4.000 m2 de superficie, cuenta con una capacidad productiva de 5.000 toneladas de perfil al año y permite la obtención de una extensa gama de colores en anodizado: burdeos, azul, verde, ivory, negro, gris, bronce, inox, champagne, oro, natural, cobre, acero y acier. Además, el perfil puede ser sometido a diversos tratamientos mecánicos de superficie, tales como brillo, mate, lija, pulido, repulido, o combinaciones de todos ellos, que permiten a la firma ofertar más de 100 acabados distintos desde esta nueva planta.

El anodizado es un tratamiento de superficie capaz de conseguir una capa de óxido de aluminio (AI203), en la superficie del perfil, por medio de un proceso electrolítico consistente en generar una circulación de corriente continua y alterna a través de un electrolito de base ácida. Con este proceso se logra aumentar artificialmente hasta mil veces el espesor de la capa natural de óxido del aluminio, obteniendo así una gran protección contra la corrosión. Las características propias de resistencia y durabilidad de este material, se ven aumentadas notablemente mediante el proceso de anodizado convirtiéndose, de este modo, en el material idóneo para cerramientos en las zonas costeras y sometidas a duras condiciones climáticas.

Con la apertura de esta nueva planta, el anodizado pasa a gozar de los mismos plazos de entrega que el perfil lacado en toda el área de influencia de este Centro Productivo, integrándose en el servicio de entrega inmediata en un plazo máximo de 10 días.

Asimismo, CORTIZO cuenta en su factoría de Manzanares con almacén de herrajes y stock de panel composite, así como un pantógrafo para entregar este material cortado y mecanizado, listo para su colocación directa en obra. Esta nueva inversión de CORTIZO en la Comunidad de Castilla la Mancha, generará 52 puestos de trabajo directos que se sumarán a los más de 180 que ha creado la firma hasta la fecha entre sus dos factorías de la localidad. De hecho, esta fábrica se erige como eje central de la producción y distribución de perfiles de aluminio del Grupo CORTIZO en Castilla la Mancha, Andalucía, Madrid, Murcia, Comunidad Valenciana y Extremadura.

CORTIZO también apuesta por posicionar este Centro Productivo de Manzanares como generador de servicios de alto valor añadido en el ámbito de la construcción. Un Departamento de Arquitectura e Ingeniería constituirá un apoyo a Estudios de Arquitectura y Carpinterías en resolución de detalles y encuentros en obra, cálculo de transmitancias térmicas y optimización energética del cerramiento, aislamiento acústico de edificios, marcado CE, … Esta oferta se redondea con un showroom de vanguardia que permitirá la observación in situ de acabados y productos de toda la gama CORTIZO (aluminio, PVC, fachadas, protección solar, panel composite,…) y un espacio en el que impartir cursos, seminarios y formación a los profesionales del sector.

Según Luis Rodríguez Cebreiro, Director Comercial de CORTIZO, “esta iniciativa culmina la consolidación del Centro Productivo de CORTIZO en Manzanares. La inmediatez del servicio queda así garantizada también en el ámbito de los anodizados”.
El Centro Productivo de CORTIZO en Manzanares (Ciudad Real) fue inaugurado en febrero de 2008. Con una inversión de 15,2 millones de euros, e integrado por 3 plantas de lacado, una de anodizado y una prensa de extrusión, el Centro posee una capacidad de producción de más de 6.000 toneladas de perfiles de aluminio al año. Además, Manzanares es una de las 3 sedes de Entrega Inmediata: un servicio de CORTIZO que garantiza la entrega de perfiles de las series y acabados de más rotación en un plazo máximo de 10 días. Cortizo Recycling también concentra en Manzanares sus instalaciones y servicios para toda la mitad sur peninsular. En noviembre de 2008, la compañía abrió también en Manzanares una fábrica de PVC con una capacidad de producción de 90.000 ventanas al año, una ventana totalmente rematada cada 3 minutos.

Deja un comentario