FINSTRAL, ventanas seguras para sentirnos seguros

Por: FINSTRAL

Sea en segundas residencias o en viviendas con acceso desde la planta baja, la necesidad de mayor seguridad en nuestros cerramientos está creciendo en los últimos tiempos. Las rejas, siempre antiestéticas, han resultado más un inconveniente que una ventaja, a la hora de permitir la salida de la casa en caso de intrusión o de incendio. Y mucha gente se pregunta por el material que hace a las ventanas más seguras.

¿Materiales seguros?

La seguridad de la ventana no lo da el material del que está hecha, sino cómo está hecha y qué elementos tiene para proporcionarle esa seguridad.

Para conseguir seguridad hay que tener en cuenta sistemas modernos de ventanas, tanto de aluminio como de pvc (e incluso de madera). Ahora bien; hay una máxima en seguridad: “si quieren entrar, entrarán”. Es decir; con tiempo y herramientas se puede entrar en cualquier parte. Eso se aplica tanto a ventanas como a rejas, incluso a puertas acorazadas.
Teniendo clara esta premisa, lo que pretendemos es dificultar enormemente la entrada, logrando el desánimo de los intrusos; hacerla tan difícil que desistan pensando, quizá, en objetivos más fáciles, menos preparados para repeler la intrusión.

Ventanas con certificación de seguridad

En España no hay de momento certificación anti-robo, motivo por el cual muchos profesionales dirán que no existen ventanas certificadas anti-robo. Pero en cambio en Centro Europa sí la hay: los cerramientos de seguridad se clasifican en una graduación RC (Clase de Resistencia) según la norma ENV 1627 y se basan en el tiempo, las herramientas necesarias y el esfuerzo que se debe dedicar para poder forzar ese cerramiento. El primer nivel certificado (ya por encima de las ventanas normales) es el RC1N, la Clase de Resistencia básica (la N significa “vidrio normal”) y la escala vendría a ser RC1N, RC1, RC2N, RC2, RC3N….

En el caso de FINSTRAL, nuestras ventanas básicas, sin certificado RC, tienen dos puntos de anti palanca, en las esquinas de la ventana. Con este nivel básico ya mejoramos a una ventana normal.

El siguiente nivel de seguridad, certificado RC1N, lo cumple nuestro sistema Finstral Protect Plus; mecanismos protegidos contra taladro, cierre de seguridad anti palanca de cuatro puntos, vidrios laminados combinados y manilla con botón o llave que bloquea el herraje.
Y el máximo nivel de seguridad se obtiene con el sistema Finstral Protect Safety Plus, que cumple RC2, y añade al sistema anterior múltiples puntos de cierre de seguridad y mejores vidrios laminados (con un espesor máximo de lámina de 2.3 mm.).

¿Podemos evitar que le rompan el vidrio? No; ni nosotros ni nadie. Podemos evitar que entren en su casa. Podemos evitar que se cuelen en su habitación o en la de sus hijos. Pueden romper el vidrio con un mazo, pero difícilmente atravesarán la lámina elástica de 2.3 mm que encontrarán después. Y no caerán cristales sobre la cama donde duermen sus hijos; estarán pegados a la lámina. Y, por supuesto, no van a poder hacer palanca para abrir la ventana, ni siquiera con una “pata de cabra”.

Exija certificaciones

Si va a buscar y comparar, pida siempre certificaciones. La certificación es objetiva. Es la única manera de estar seguro de que nos proporcionan lo que necesitamos.
En el caso del programa FINSTRAL Protect, nuestras ventanas están certificadas por el instituto IFT Rosenheim de Alemania, en función de nivel de seguridad.