XC-70 de Extrugasa

Todos somos conscientes que el binomio Calidad-Coste es cada vez más importante en el sector de la ventana, que por fin ha entrado a formar parte del concepto de “calidad de vida” en la construcción, pasando de ser un mero cerramiento, a constituirse como uno de los elementos de confort más importantes. Hoy en día, el cerramiento de aluminio es el único que puede proporcionar las reglas básicas de la arquitectura: diseño, resistencia, durabilidad y habitabilidad, sin olvidarnos de los nuevos valores de sostenibilidad y medio ambiente.

Cada uno de estos valores queda reflejado en la serie de ventana abatible XC-70 de Extrugasa, donde se ha planteado mejorar el diseño de la familia de la V-8000 de contrastado comportamiento funcional. Sabido es la casi nula transmisión térmica de las poliamidas que unen los dos perfiles, sin embargo no se había solucionado de una forma eficiente y económica el problema de la transmisión a través del aire alojado entre las poliamidas. Hemos podido subdividir esa cámara de aire con dos barreras intersticiales gracias a un estudiado diseño de las poliamidas de 34 mm fabricadas por Technoform Bautec, reduciendo de forma considerable la transmisión térmica del perfil hasta valores impensables. El otro punto débil siempre ha sido la comunicación a través del aire que queda entre el vidrio y el perfil, solucionado por un sistema de gomas que encajonan el vidrio.

De esta forma se ha podido conseguir que una ventana de 2 hojas de 1.68 m2 y con un vidrio común 4/16/6 bajo emisivo, pueda conseguir un valor de transmisión de tan solo 1,7 W/m2ºK.