Fluidos de corte sin bactericidas y sin crecimiento bacteriano

Henkel ha desarrollado nuevos fluidos de corte sin bactericidas, que se pueden mezclar con agua y no necesitan añadir posteriormente bactericida. Los nuevos productos Multan son fáciles de usar, reducen los riesgos para la salud de los empleados y permiten la implantación con éxito de la directiva de la UE sobre biocidas.

Henkel ha conseguido desarrollar con éxito una reformulación de su tecnología emulsionante patentada, iniciando una revolución en el desarrollo de los fluidos de corte de nueva generación. La nueva tecnología impide el aumento de las bacterias por la absorción de nutrientes procedentes de la degradación de los emulsionantes, una vez se ha llegado a un mínimo de concentración bacteriana. De este modo, los fluidos de corte de Henkel cumplen completamente con las directivas de la UE sobre biocidas. Superando las tecnologías anteriores, la fórmula de los nuevos productos Multan 71-2 y 77-4 evita completamente el crecimiento bacteriano, que ocurre habitualmente con el uso de fluidos de corte, sin utilizar ningún aditivo bactericida.

Los fluidos de corte miscibles en agua convencionales utilizados habitualmente en el mecanizado de metales presentan una alta exposición bacteriana debido a las sustancias orgánicas que contienen. Debido a este fenómeno biológico natural, el crecimiento bacteriano causa numerosos problemas técnicos en los procesos productivos y genera riesgos para la salud de los empleados. A partir de un determinado contenido en bacterias, una rotura de la emulsión del fluido de corte es inminente. Como consecuencia, la emulsión no puede seguir usándose y necesita ser cambiada. Además, el metabolismo bacteriano provoca una reducción del valor del pH e incrementa los riesgos de corrosión. Por otra parte, el crecimiento incontrolado de microorganismos puede ser una amenaza para la salud de las personas.

Hasta ahora, existían dos maneras de resolver el problema del crecimiento bacteriano. En el caso de los fluidos de corte sin bactericida, el crecimiento bacteriano se tolera hasta cierto grado. Sólo a partir de un alto contenido en bacterias se introduce una desinfección como tratamiento de choque. Este tratamiento reduce el número de bacterias y el ciclo de crecimiento bacteriano se repite. Sin embargo, la desventaja de este método es que los empleados están expuestos permanentemente a las bacterias y a los productos del metabolismo bacteriano, así como a altas concentraciones de biocidas. Ello conlleva riesgos de salud para el personal. Los gérmenes eliminados proporcionan un medio nutriente excelente para la siguiente generación de gérmenes, lo que hace necesario incrementar la frecuencia de las desinfecciones. En el caso de fluidos de corte que contienen bactericidas, el crecimiento bacteriano se evita cuando se usan de forma adecuada. Sin embargo, si la fórmula incluye bactericidas, los empleados tienen un alto riesgo para su salud cuando están expuestos a los fluidos de corte.

Ahora, Henkel ofrece una solución a estos problemas con su nueva línea de productos que proporcionan altas prestaciones sin ningún aditivo bactericida. Los nuevos fluidos de corte Multan evitan que los empleados estén expuestos a riesgos para su salud derivados de la presencia de bacterias o bactericidas, mientras que se mantienen las prestaciones con una alta calidad. Actualmente, Henkel ofrece dos productos con la nueva tecnología:

– Multan 71-2 es un producto multiusos. Debido a su alto poder lubricante es adecuado para el mecanizado grueso. Proporcionando una dispersión fina también está capacitado para el rectificado.

– Multan 77-4 es un producto para el mecanizado de acero altamente aleado y el aluminio, el especialista ideal que proporciona alta lubricación incluso a bajas concentraciones.

Con la utilización de los nuevos productos Multan, los clientes cumplen completamente la legislación revisada sobre biocidas de la UE que entrará en vigor en 2014 y que limitará considerablemente el uso de bactericidas.

Deja un comentario